“Tu luz”

“Tu luz”

Tú puedes, Señor,

y también yo puedo;

porque sé que en mi interior

hay una fuerza de luz

que has encendido en mí

y que me empeño en ocultar;

tal vez porque me ciega

o porque me hace ver

más de lo que quisiera.

Pero hay luz disponible,

tu luz;

y con ella quiero verte,

con ella quiero ver.

Dejar un comentario