Categories:

 

Eres un regalo, Señor,

y el mundo y yo mismo somos

otro regalo ingente tuyo que

nos empeñamos en estropear,

hasta hacernos más indignos de ti.

Y tú vuelves a nosotros,

como vuelven las olas a la orilla

a dejar en ella la huella de su paso.

Eres un regalo de amor, sí,

envuelto en el multiforme color

 de mi historia gozosa y dolorida.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Unidad Pastoral Txorierri.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad